CONPELUCAYALOLOCO.

Hay personas en esta vida que necesitan demasiado para quererse. Una cita romántica a la orilla del mar, una cena a la luz de las velas, una noche inolvidable por las calles de París, un beso de película entre fuegos artificiales… Pero hay otras que no.

Hay personas que no necesitan gran cosa. Personas que se conforman con un café en una mesa de una cafetería donde paran los padres cansados, que se entienden compartiendo un abrazo, que se buscan a través de los silencios… Esas personas se quieren a su modo. Se quieren sin corbertura, sin llamadas y sin mensajes. No necesitan fotos ni explicaciones. Les basta con sonreír a los lejos a sabiendas de que en el momento justo, ni si quiera tendrán hacer un gesto para que el otro vuelva sin pensarlo demasiado.

Y ellos… ¡ay, ellos! Ellos tienen esa suerte, ¿sabéis?

Son ese tipo de personas que se quieren sin barra espaciadora y se visitan en sus sueños, pero siempre de dos a tres.

Imagen22

 

Anuncios